foto mujer enojada

Descubre por qué a las multinacionales les sale a cuenta que no te calles

No conozco a nadie que no haya sufrido en sus carnes pequeños (y grandes abusos) por parte de Bancos, eléctricas, telefónicas, aseguradoras, grandes establecimientos comerciales que no se cansan de repetir que el cliente es lo primero, su razón de ser, el centro del universo y luego aplican la estrategia del robo-hormiga (pequeños fraudes o “errores” en las facturas de sus clientes que por ser de pequeña cuantía no se reclaman).

Frente a este robo que sufrimos los consumidores y que representa miles de millones de euros todos los años, la complacencia de las administraciones, la resignación de los consumidores y la impotencia de los abogados, no invitan al optimismo.

Si lo pensamos bien, parece increíble. ¿Cómo es posible que maltraten de esta manera a quienes les damos de comer? Este cortoplacismo, esta falta de enfoque ¿es realmente ingenuidad o es una estrategia consciente y rentable?

Los hechos demuestran que es más bien lo segundo. Muchas compañías lo tienen claro. Si la reclamación no supera los 1.500€ optan por las evasivas y la obstrucción.

Los estudios estadísticos y sociológicos (encargados por estas empresas) aconsejan que el servicio de atención al cliente se convierta en una carrera de obstáculos con el objetivo de que el cliente finalmente desista y renuncie a reclamar sus derechos.

Estos estudios arrojan las siguientes conclusiones:

  • La mayoría de los consumidores no saben que tienen derecho a reclamar;
  • De los que saben que tienen derecho a reclamar, pocos aciertan con los fundamentos legales, reclaman en plazo y tienen la perseverancia necesaria.
  • De los que tienen razón y perseverancia, muy pocos asumirán el coste (tasas judiciales, honorarios abogado y procurador) de acudir a los tribunales para reclamar sus derechos;
  • Y si alguno decide finalmente asumir los costes de un juicio, entonces y solo entonces, un representante de la empresa demandada se pondrá en contacto con el para ofrecerle un acuerdo que evite la publicidad negativa de una sentencia desfavorable.

 

Ya ha llegado el momento de reaccionar. Esto no va de batallas individuales, ni de valientes (con tiempo y dinero) dispuestos a resistir y llegar hasta el final. Esto va de plantar cara de forma conjunta, de hacerse respetar, de ayudarse de abogados con autoridad que hagan valer nuestros derechos.

 

Y es en este contexto donde nace Reclamaclick con un planteamiento muy sencillo: si conseguimos que las reclamaciones de pequeña cuantía sean rentables a los abogados y que el consumidor no tenga que asumir riesgo económico, ni perder su tiempo en sortear trampas y obstáculos, habremos conseguido nuestro objetivo: Que ningún abuso se quede sin respuesta.

Este es lo que Reclamaclick puede aportar. Somos el puente, el instrumento, el pegamento, la máquina para que los consumidores y los abogados se pongan de acuerdo.

Imagina si lo consiguiéramos, unidos, los consumidores y los abogados seríamos imparables.

Esta es nuestra convicción y nuestra propuesta, nosotros ponemos la máquina y vosotros los abogados y los consumidores la hacéis funcionar y entre todos la vamos haciendo mejor.

Si has sido víctima de un abuso y buscas abogados que te ayuden con tu reclamación, regístrate en Reclamaclick o descárgate nuestra aplicación. No tienes nada que perder, pero si mucho que ganar.

 

Jacobo López-Aranguren (CEO Reclamaclick)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *