¿Quieres saber cuál es la magia, el secreto de Reclamaclick?

Todos los años son cientos de miles los consumidores que por desconocimiento o por falta de tiempo dejan de reclamar frente a los abusos de las grandes compañías.

Frente a la pasividad y falta de interés por este tipo de reclamaciones de los despachos de abogados convencionales, motivada (según ellos) por su falta de rentabilidad, despachos como Arriaga y plataformas como el Reclamador descubrieron la forma de hacerlas rentables, bajo un modelo de negocio diferente que consistía en tarificar sus honorarios a éxito.

 

Estos despachos y plataformas se han especializado, con “mucho éxito”, en las reclamaciones más rentables como las de banca y viajes, olvidándose de las menos rentables como las de telefonía y comisiones bancarias.

 

Ese tipo de reclamaciones no les sale “a cuenta”. No son rentables. Suelen ser reclamaciones de pequeña cuantía relacionadas con el cobro indebido de facturas de pequeña cuantía en las que el abogado tiene que, además, “perseguir” al cliente para que le pague porque la compañía, si finalmente se reclama contra ella, suele compensar a su cliente en la próxima factura o en su número de cuenta.

Este fue nuestro gran reto, y a esto nos hemos dedicado en cuerpo y alma durante estos últimos años: a desarrollar una solución que permitiese a los abogados hacer rentables las reclamaciones masivas de pequeña cuantía.

Enseguida lo vimos claro, las soluciones tecnológicas del mercado para alcanzar este reto eran y son claramente insuficientes. Todas ellas adolecen del mismo problema, ninguna de ellas integra al cliente dentro del flujo de la reclamación.

El cliente permanece siempre al margen del proceso, no sólo durante el momento de captación, sino durante todo el proceso de tramitación y cobro.

Aquí estaba la clave. La rentabilidad solo se puede conseguir, como lo hacemos nosotros, integrando, de verdad, al cliente dentro de todo el proceso de reclamación. Esto nos ha permitido no sólo mejorar la experiencia de usuario, proporcionando una mayor sensación de control e información, sino que, además, el abogado pueda realizar las tareas burocráticas “casi” sin pensar. Solo tiene que seguir el flujo a base de clicks.

 

En Reclamaclick estamos convencidos que el éxito del cliente es la rentabilidad del abogado.

 

Esta es nuestra magia, nuestro secreto, la palanca imprescindible para la puesta en marcha de este proyecto que podríamos haber utilizado para competir con el resto de los despachos o plataformas de reclamación, pero que vamos a utilizar para todo lo contrario.

No hemos venido a competir. Hemos venido a sumar y encontrar nuestro hueco sin empujar. De entre los diferentes modelos de negocio en los que podría encajar nuestra herramienta, finalmente, nos decidimos por el que nos parecía más coherente con nuestra filosofía y manera de pensar, un modelo de negocio muy abierto que permite el acceso a TODOS los consumidores y que puede ser utilizada  por los abogados no solo para captar clientes, sino también para gestionar sus reclamaciones con transparencia y visibilidad.

Nos queremos alejar del modelo de negocio del despacho de abogados tradicional y tampoco queremos ser una empresa de software “al uso”. Queremos ser parte de un proyecto más grande y mucho más interesante como es el de ayudar a los consumidores y abogados a ponerse de acuerdo en un entorno de transparencia y lealtad.

Este deseo es lo que dota de fuerza y energía creativa a Reclamaclick y es también los que nos permitirá conseguir clientes convencidos y satisfechos.

¡Imagina lo que los consumidores y abogados podríamos conseguir lograr cuando Reclamaclick se haga realidad!

Si has sido víctima de un abuso y buscas abogados que te ayuden con tu reclamación, descárgate nuestra aplicación en IOS o ANDROID o accede a través de nuestra web.

Si eres abogado y quieres recibir más información, visita nuestra web o contacta con nosotros.

No vas a encontrar nada igual.

Jacobo López-Aranguren (CEO de Reclamaclick

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *